viernes, 31 de enero de 2014

EL COLOR EN NUESTRA IMAGEN PERSONAL



 El color para cada persona


Cuando estudiamos seriamente nuestra imagen, no podemos soslayar la importancia del color en la elección de nuestro guardarropas.  Podemos gastar tiempo, dinero y energía en seleccionar las mejores telas o los diseños más exquisitos, pero si erramos en la elección del color que nos complementa y nos realza, hemos hecho un vano esfuerzo y nos veremos (contrariamente a nuestro deseo) opacadas y transmitiremos el mensaje equivocado.  Por eso hoy, te comparto un resumen extraído del Libro "Secretos del vestidor" de Carolina Aubele, Asesora de Imagen destacada en la Argentina a la que sigo desde hace años.

---------------------------------------------------------------------
"En relación con la imagen corporal, los colores son una herramienta clave del lenguaje no verbalDicen de nosotros mucho más de lo que pensamos.

Cada persona tiene una paleta particular de colores naturales, determinada por el tono de su piel y el matiz en la coloración de su boca, por el color del cabello y de los ojos.  Esta gama de colores predominante varía a lo largo del año: en invierno pasamos meses sin exponernos al sol, en verano nos bronceamos y cada piel reacciona de manera diferente a la exposición solar.

La sabiduría en el uso de los colores está en considerarlos herramientas para embellecer nuestros colores naturales.  Cuando la moda trae un nuevo tinte, hay que saber adaptarlo a nuestra carta de colores.  Por ejemplo si se usa el marrón, habrá que ver cuál es el marrón que más nos favorece: no es lo mismo un marrón africano que un marrón tabaco, o chocolate, o cognac, o café. 


Los colores de nuestras prendas, accesorios y maquillaje deben complementarnos a nosotras y no al revés.


Los colores

Colores neutros y no colores:  entre ellos se incluyen los que van del gris claro al negro, y los tonos oscuros de verdes, marrones y azules, con algún componente de negro o gris en la mezcla, también el berenjena muy oscuro y el lavanda grisáceo.  Son ideales para bajar la atención de ciertas partes del cuerpo, porque tienden a reducir la zona cubierta y a mantenerla fuera del centro de atención en el equilibrio de la imagen total.

Colores estridentes: rara vez complementan nuestra natural carta de color.  Son visualmente expansivos y agregan volumen.  Son ideales para llamar la atención sobre áreas que nos interesa resaltar, aunque sea con un detalle.

Colores cálidos: son los derivados del amarillo y el rojo, como los naranjas, los tierra, los violetas cálidos, el bordeaux, el frutilla.  Los colores cálidos invitan, iluminan y realzan.

Colores fríos: pertenecen a la familia del azul.  Se incluyen los verdes y violetas que tienen mezcla de azul y por eso se oscurecen, y también los grises, el hielo y los marrones con esa mezcla.  Transmiten calma y ponen distancia, son funcionales por ser oscuros y estilizan la figura.

Colores que aportan luz: se incluyen los claros con alto contenido de blanco, los pasteles y los colores vibrantes claros, vinculados a la naturaleza y a las frutas, como el melón, el limón, el manzana, el mandarina, el durazno y el sandía, también el aguamarina, el lavanda claro, el lila, los rosados, los celestes y vainillas, entre otros.

  

Los colores para los distintos tipos de piel



Lo ideal es armar una carta de colores que nos complementen y no que nos emparejen y uniformen, con opciones para distintos estados de ánimo.  Se trata de indicaciones generales que cada persona deberá experimentar y ajustar.


Pieles aceitunadas: las favorecen los rosados, que agregan calidez.  Los colores claros las iluminan: blanco, natural o pasteles muy claros.  Los claros que carecen de luz, como el beige y el té con leche, se confunden con la piel y no la complementan tan bien.  Los metalizados, dorados y cobres cálidos funcionan bien mientras que el peltre, por ser más oscuro, tiende a apagar.  Conviene evitar el verde oliva y los marrones y azules muy apagados.

Pieles rosadas: el complemento ideal son los claros que no son cálidos, como el gris perla, el natural, el hueso, el hielo, el lavanda o los celestes, pero conviene evitar los claros relacionados con los rosados y también los pasteles cálidos como el salmón y el coral claro.  Dentro de los oscuros funcionan muy bien el marrón chocolate y el africano, los grises, azules y verdes.  No favorecen los violetas y el orquídea, o los que tengan tonalidades vinculadas al rosado aunque sean oscuros.

Pieles blancas: las favorecen los colores definidos, como los rojos, el naranja o el bordeaux.  Blanco y negro combinados son también una opción interesante.  Si la piel blanca no tiene nada de rosado,  quedan muy bien los colores relacionados con lo antiguo, como rosa viejo o rosa té, beige claro, gris perla claro, amarillo clarito y hueso.  Estas pieles pueden usar negro,  pero con conciencia de que el contraste  que les genera remite a un estilo más vamp, elegante y misterioso.  Opciones más amigables dentro del oscuro son el chocolate, el verde, el gris grafito y el violeta oscuro.  Los azules oscuros tienden a envejecer un poco.  De los colores fuertes son preferibles los vibrantes claros, siempre y cuando no sean cítricos.  Las pieles blancas tienden al naranja, entonces tienen que obviar los salmones y anaranjados claros.

Pieles latinas: prácticamente todos los colores les quedan bien.  Entre los fuertes, los verdes, amarillos y rojos funcionan a la perfección.  En los claros no hay limitaciones, pasteles incluidos.  Los pasteles subidos quedan maravillosos: coral, verde aguamarina, frutilla, mango, celeste cielo, entre otros.  No son ideales, los azules y grises muy oscuros.

Pieles oscuras: se complementan bien con los colores que agregan luz, con todos los claros y los estridentes, como fucsia, turquesa, amarillo, verde esmeralda, azul cobalto o eléctrico, rojo fuerte o naranja, también con tonos ácidos.  La gama del marrón corre riesgo de pegarse demasiado a la piel, salvo que sean claros o se combinen con otros colores que lo corten (un traje marrón con una camisa amarilla o natural).  Las combinaciones insólitas de colores son ideales para las morenas."

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

- Has tenido en cuenta la elección del color adecuado para tus proyectos de costura?

- Te ha pasado que un modelo que te tenía enamorada no luce en tu persona como lo hubieras deseado o lo contrario, un modelo simple te hace ver espectacular?  


Nuestro atuendo debe dar marco a nuestra persona.  
No debemos perdernos en él sino utilizarlo para resplandecer !!!


Espero como siempre que este artículo te sea de utilidad y me despido hasta la próxima entrada !!
  
                                                                                                                                               

11 comentarios:

  1. Ha sido de gran interés!!!
    Feliz fin de semana,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, me alegro. Saludos y buen fin de semana para vos también

      Eliminar
  2. Muy buen artículo.
    Por favor escribe con letras más grandes para no tener que aumentar el zoom!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aura. Veré si es posible poner letras más grandes. Un saludo

      Eliminar
  3. Hola , gracias por el articulo, me a resultado muy interesante, la única duda que tengo es que no sé en que categoría está mi piel. Pero bueno, el articulo es sensacional. un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra que te guste el artículo y dejame decirte que para saber cuál es tu color de piel tenés que observarte y probar con los colores de las que te parezcan más aproximadas para armar tu paleta de colores. Gracias por tu comentario. Saludos

      Eliminar
  4. Recien te descubro y estoy fascinada con todo lo que veo! Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría!!! Gracias por tu comentario. Cariños

      Eliminar
  5. Interesante.... yo las prendas o telas, antes de comprar, las contrasto con mi antebrazo. Si me parece que se veran bien las compro, sino... no importa que lindo sea el modelo, simplemente paso. He aprendido que rosado, naranjas (salmón) y amarillo no me favorecen para nada y... que no es lo mismo color para la parte superior o inferior. Es decir.. no llevaría una blusa azul marino o francia, pero si puedo llevar una falda tubo en ese tono. Saludos! El blog es excelente, me encantan sus explicaciones. Muy practicas, hoy me hice una falda con su técnica(antes había hecho con dos pinzas por lado y con la misma medida, no con un centímetro de mas en una pieza y con uno de menos en la otra) Con el patrón base. Saludos Carmen

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, no te vayas sin dejarme tu opinión por favor!!!