lunes, 15 de octubre de 2012

El Trabajo de la Modista (2)


Luego de haber hablado de la importancia de presentarse adecuadamente frente a nuestras clientas podemos abordar un tema clave a la hora de nuestra primera entrevista con ella.

La interpretación de sus deseos 

Es bien sabido que todos tenemos distintos gustos y preferencias, pero a la hora de tomar un encargo a medida debemos poner en primer lugar los de nuestra clienta y poner al servicio de ellos, nuestros conocimientos.
Debemos invertir tiempo y energía en conocer exactamente qué es lo que ella tiene en su mente como imagen de lo que nos está pidiendo.  
Es harto recomendable, antes de dar cualquier consejo o sugerencia, extraer de la persona que tenemos enfrente todos los datos que podamos, a saber:  estilo personal, uso que se le va a dar a la prenda, si es para un evento datos acerca del lugar donde se realiza, lazo con la persona que invita y otros;  estilo de vida ...etc, etc.  
Todos los datos que podamos tener para trazar un perfil de personalidad.  Claro está que no es un cuestionario frío y rígido lo que nos va a otorgar esta información, sino una charla informal y amigable en la cual mostremos nuestro interés hacia el ser humano que nos ocupa.
Puedo asegurarte que uno de los motivos de fracaso más importantes de las modistas es que la prenda no sea lo que la clienta esperaba.

No es aconsejable forcejear con nuestras clientas acerca de sus gustos.

Nosotras sólo podemos dar sugerencias e ideas, incluso fundamentarlas y expresar el motivo por el cual recomendamos tal o cual cosa, pero la última palabra es de ella y debemos respetarla, y no sólo respetarla sino poner todo nuestro empeño en materializarla de la mejor manera posible.

Otro de los comentarios recurrentes a través de los años y que me resultó sumamente gratificante era en el día de la entrega cuando la clienta me decía:

 "Ah, era exactamente lo que quería!!!!!  Parece que me hubieras adivinado el pensamiento..."

Te recomiendo esta experiencia... es maravillosa.  Escuchar a alguien, ser capaces de conocerlo, de captarlo, realmente es casi como ver su mente y además, con nuestra manos dar vida a ese pensamiento, generando alegría y satisfacción.  Es mil veces mejor que querer imponer nuestra voluntad.

Hoy vimos la importancia de captar el deseo de nuestra clienta.  En la próxima nota te voy a contar algunas formas que yo he utilizado para extraer de la mente de mi clientas casi una foto de su prenda.

Espero que esta nota te haya sido útil en algo y hasta la próxima.  
                                                                                                                                           Analía Varela

2 comentarios:

  1. Hola Analia! estoy conociendo tu blog y me encanta, no solo la valiosa información sino también la manera tan agradable y generosa de compartirla. Muchas gracias!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, no te vayas sin dejarme tu opinión por favor!!!